Resultados del experimento split test de email marketing

En mi último post me propuse hacer un pequeño experimento para comparar 2 estilos de escritura de emails promocionales. Recordad que el objetivo era conseguir que el mayor número de gente pulsara en la llamada a la acción (visitar mi blog). Después de una serie de problemas que no vienen al caso, ayer pude por fin enviar el “split test”. Por desgracia, sólo puede enviarlo a una pequeña lista de unos 1300 emails.

Dividí la lista en 2 y envié uno de los emails a cada lista. Después de 12 horas, éstos son los resultados:

Resultados del split test de email marketing

Primera columna: Subject del email.

Segunda columna: Número de suscriptores que reciben el email.

Tercera columna: Open rate, es decir porcentaje de esos suscriptores que abren el mensaje. Entre paréntesis el número de personas.

Cuarta columna: Click rate, es decir porcentaje de suscriptores que pulsan en la llamada a la acción.

Está claro que el segundo mensaje es el ganador. La tasa de apertura es casi 7 puntos porcentuales mayor, lo que quiere decir que el subject es más atractivo e invita a abrir el mensaje de manera más eficiente.

La click rate es un poco más difícil de analizar. Los valores mostrados son en porcentaje del total de suscriptores. Pero los que nos interesa de verdad son los clics en relación a las personas que abrieron el mensaje. ¿Cuántas personas de las que abrieron el mensaje pulsaron en la llamada a la acción?

Si hacemos el cálculo vemos que en el primer caso el 30,9% llegaron a la llamada a la acción y pulsaron en ella.  Pero en el segundo email, el total es un espectacular 47,3%. Casi la mitad de los que abrieron el email cumplieron nuestro objetivo.

En otras palabras, fijaos que cambios en el subject y en el cuerpo del mensaje tienen grandes efectos en los objetivos cumplidos. El número de objetivos cumplidos en el segundo caso es casi el doble del primer caso.

¿Analizamos los emails para ver cuáles son las claves?

Pulsa aquí con el botón derecho para abrir los mensajes en una ventana nueva

El asunto del mensaje

En primer lugar veamos el subject. El primero es de lo más normal. Un asunto que habla del tema que trataremos, pero no despierta demasiada curiosidad. El segundo intenta despertar la curiosidad de 2 maneras: haciendo referencia a la película Misión imposible, y retando al lector (¿Si decido aceptarla? ¿Qué debe ser? ¿Por qué no iba a aceptarla?). Debo decir que no es el mejor subject que haya hecho en mi vida, pero al parecer ha funcionado correctamente.

El cuerpo del mensaje

Al redactar el primer mensaje intenté cometer expresamente algunos fallos para hacerlo más aburrido, pero sin pasarme. Podría haber sido perfectamente un email hablando de mi último post. ¿Qué vemos?

El primer párrafo es un desastre desde el punto de vista de captar la atención del lector. Pensemos que nuestros suscriptores nos conceden unos segundos de su tiempo, no más. Si empezamos con una introducción sobre el tiempo que llevan suscritos, etc., podemos perder a muchos de ellos en este primer párrafo. Y nunca llegarán al enlace del final.

El segundo párrafo es correcto, aunque un poco largo. Empezar la frase diciendo “En el post que acabo de escribir en mi blog” es poco concreto. Hay que ir al grano. Podríamos haber puesto “Los 3 elementos clave de cualquier email son subject, texto y llamada a la acción.”

El tercer párrafo es algo redundante y está escrito con frases demasiado largas. Resulta aburrido. Podríamos haber ido más al grano y decir “¿Quieres saber cómo tienen que ser estos elementos para conseguir éxito en tus campañas? Léelo en el post que acabo de escribir en mi blog.”. O algo parecido. La cuestión es ir al grano y presentar el post. Que si quieren más información pulsen en el enlace.

¿Y el mensaje número 2?

Está claro que es algo especial. No puede funcionar siempre, pero en este caso era relevante ya que quería explicar cómo tiene que ser un buen mensaje. De hecho, siempre tenemos que pensar que el primer párrafo tiene como objetivo captar la atención para que sigan leyendo. Si hay un segundo párrafo, tiene que continuar siendo interesante. Si no lo es, tal vez no lo necesites. En este caso yo no lo hubiera puesto, pero para explicar la importancia de un segundo párrafo me inventé que era el propio párrafo quien te hablaba. Por lo menos para mantener la atención.

El tercer párrafo habla del porqué del mensaje e intenta despertar la curiosidad del lector lo suficiente como para que quiera ir al blog a ver de qué va el rollo.

El quinto y la post-data dan un toque de humor para animar a pulsar a los que todavía no lo hayan hecho.

2 aspectos importantes de este texto:

  1. Fijaos que he pasado olímpicamente del “Hola Nombre” en el encabezado. Lo he hecho para que empiecen a leer el texto enseguida, y también porque las primeras lineas de un email son muy importantes. En gestores de correo como gmail, cuando recibes un mensaje, te dejan leer las primeras palabras incluso antes de que lo hayas abierto. No las malgastéis con un saludo! Si queréis personalizar el mensaje está bien, pero hay otras alternativas, como la que uso en el párrafo 2.
  2. Atención al uso de negrita para destacar los mensajes importantes. Mucha gente no lee, escanea. Dales el mensaje principal del email en negritas y te lo agradecerán.

La llamada a la acción

No hay demasiado secreto. La primera es muy genérica y la segunda te invita a descubrir un secreto. ¿Cuál es más atractiva?

No he querido llenar de enlaces ninguno de los 2 mensajes, pero en principio poner más de un enlace a lo largo del texto ayuda a aumentar la click rate, sobretodo pensando en los escaneadores… En el segundo mensaje he puesto una llamada a la acción en la postdata, pero sólo 4 de los 115 clics lo hicieron en este enlace.

Conclusiones

Crear emails de marketing no es astrofísica, pero sí que es importante dedicarle tiempo a pensar bien los 3 elementos fundamentales (asunto cuerpo y llamada a la acción). Pequeños (o grandes) cambios pueden conseguir efectos muy diferentes. Lo mejor es poder enviar mensajes en split-test, para probar la eficacia de diferentes tácticas. Así irás definiendo lo que funciona mejor en tu lista, porque recordemos que no todas son iguales.

¿Qué os ha parecido el experimento? Dejad vuestros comentarios abajo.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!
Sígueme

Alex Soler Jover

Después de 3 años probando prácticamente todas las formas de ganar dinero online, en el año 2004 decidí probar suerte en los programas de afiliados, y en seguida empecé a ver los frutos, hasta conseguir vivir exclusivamente de mis negocios online. ¡Y tú también puedes!
Alex Soler
Sígueme
5 / 5 (3 votos)
Últimos comentarios
  1. joan | empireoption

    impresionante Alex!

    Justamente ahora iba a lanzar un mail para a mis suscriptores pero voy a frenar y voy a leerme y releer tu post para que tenga más éxito…

    arrancar los días así da gusto!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *