Ya no nieva, de vuelta a la realidad