Un pequeño truco que te ahorrará algo de dinero